Aplicaciones de IONEX

La tecnología IONEX de PuriTech está pensada para diferentes sectores. Una de las principales aplicaciones para los sistemas de intercambio de iones, y en concreto para la tecnología IONEX, es la purificación de agua para uso humano, industrial y comercial. También se utiliza ampliamente en el tratamiento de aguas residuales.

 

Otras áreas en las que puede aplicarse IONEX, incluyendo el procesamiento de alimentos, productos farmacéuticos y biotecnológicos, los sectores petroquímicos y químicos, y el tratamiento de líquidos utilizados en los sectores de los metales y del electrochapado.

Agua potable

 

IONEX se utiliza para los procesos de ablandamiento y desalcalinización en la producción de bebidas y en cerveceras, así como en cualquier otra aplicación que incluya agua potable. Uno de los usos más comunes es la eliminación de nitratos, arsénico y perclorato del agua potable.

Sector petroquímico y químico

 

Las propiedades ácidas/de base de determinadas resinas de intercambio de iones les permiten funcionar como catalizadores en reacciones orgánico-químicas, incluso a escala industrial. Esto permite que IONEX sea utilizado en el sector petroquímico y químico en la producción de productos químicos de mejora del octanaje y en procesos para la fabricación de plásticos.

Aguas residuales

 

Los últimos desarrollos en las tecnologías de la resina hacen que el intercambio de iones sea uno de los mejores y más completos modos de tratamiento de aguas residuales del que puede disponerse en la actualidad. En el sector de la energía nuclear, el intercambio de iones es el único modo de concentrar restos de residuos radioactivos en pequeños volúmenes para una sencilla eliminación.
El sistema IONEX resulta extremadamente eficaz en el tratamiento de residuos industriales al eliminar pequeños restos de sustancias tóxicas, como metales pesados, disolventes con cloro, fenoles y otros componentes aromáticos.

Procesamiento de minerales

 

Pueden eliminarse el oro, la plata, el níquel y otros metales de las corrientes de residuos con el sistema IONEX. En el sector de la minería puede utilizarse para recuperar uranio en procesos de filtrado. La desmineralización del agua de lavado en el sector de electrochapado, la separación de sustancias orgánicas y la eliminación de metales alcalinos en el procesos de electrólisis, son otras de las aplicaciones para las que esta tecnología puede utilizarse.

Tratamiento de aguas industriales

 

IONEX resulta perfecto en aplicaciones para el tratamiento de aguas de centrales eléctricas, molinos de papel y cerveceras. Se utiliza para diferentes usos, incluyendo la desmineralización total, pulido de condensación, ablandamiento y eliminación de oxígeno y de sustancias orgánicas residuales.
En otros sectores industriales, por ejemplo, en la fabricación de semiconductores, el agua pura es esencial tanto para el desarrollo del producto como para su rendimiento. Resulta esencial que los microchips o las obleas de silicio no entren en contacto con la sal o con sustancias orgánicas en el agua de lavado que se utiliza durante su producción. IONEX es capaz de producir un agua ultrapura para aplicaciones con tolerancia cero a elementos contaminantes.

Sector farmacéutico y biotecnológico

 

El intercambio de iones puede utilizarse para aislar una amplia variedad de fármacos importantes, como los antibióticos y las vitaminas. Puesto que las resinas pueden interactuar con sustancias activas biológicamente, IONEX suele proporcionar una alternativa económica a los procesos complejos que implican el aislamiento y la purificación de vitaminas y alcaloides, proteínas y hormonas, y la inmovilización de encimas.

Procesamiento de alimentos

 

El uso de la tecnología de intercambio de iones y de adsorción para el procesamiento de flujos de alimentos dentro del mercado de la nutrición está bien establecido, con un historial que abarca ya muchos años.
IONEX se utiliza en este secor para mejorar el rendimiento y la pureza del almidón y de los azúcares, como el azúcar y la glucosa de caña y de remolacha, y se utiliza también en la desmineralización de la gelatina, del ácido cítrico, del ácido láctico, los zumos de frutas y productos lácteos.